jueves, 12 de julio de 2012

Desconectar la cabeza

Maria Antonieta pasaba horas diseñando 
los jardines, las casitas de la aldea, el vestuario. Escapando del estructurado, pomposo y protocolar Versalles, 
creo su lugar ideal en el Pequeño Trianon...

Después de leer el libro Fluir, me di cuenta que cada vez que me siento en mi taller 
a inventar algo nuevo, se pasan las horas 
y la cabeza va a mil pensando solo en eso... Cuando lo termino es una alegría 
y satisfacción tan grande 
que parezco una nena, salto, canto 
y se lo muestro a todo el mundo 
y aunque me da un poco de vergüenza, 
no me importa contárselo 1000 veces a las mismas personas!!!

De forma consiente trato encontrar ese momento que la mente se queda nula y logra dejarse "fluir" en el presente, 
como cuando besuqueo y escucho a mis amores; cuando río mucho; al coser, bordar, tejer; como cuando diseño negocios, 
instalaciones, exposiciones
 y ahora pensar y escribir el blog...

Dicen que una vida feliz 
se da con la suma 
de las gratificaciones 
y no con los placeres...




y vos ¿te dejas fluir?

2 comentarios:

  1. Creo que es un aprendizaje... cada vez me dejo fluír mas... . Y está buenísimo1. Incluso lo de "dejar fluír se ha vuelto una suerte de lema para mi.
    Una duda: el título de la entrada seguido por el relato de M. Antonieta fue sutil sarcasmo o casual coincidencia? :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que en mi cabeza todo se une y lo relaciono todo. por eso leí el libro Fluir para poder desconectarme un poco, relajarme y disfrutar... que creo que un poco para eso M Antonieta se armo su bulin ¿no? besitos y miles de gracias por los comentarios

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...