lunes, 30 de julio de 2012


Esta es mi historia y en lo que me inspiro...

Por eso vamos a hablar de abuelas...

   Mis abuelas son sabias, filosofas, practicas y creativas. Espero ser un poquito así. 

   Una de mis abuelas me demostró que leyendo uno sabe. Cuando era chica se enfermaba mucho, hasta le sacaron una foto como recuerdo porque pensaban que no iba a vivir demasiado (en ese momento no existía la penicilina!!)y sobrevivió la escuela helada de las monjas, que para que no se enfermen tanto las niñas, en el piso debajo de los pupitres colocaban ladrillos de corcho, para que el frió no subiera por los pies.

    Cuando termino 6to grado tuvo que dejar por otra pulmonía y se quedo en su casa leyendo y aprendiendo los oficios de toda niña bien que eran coser, bordar y tejer. Desde ese momento hizo toda la ropa y abrigos de su familia hasta cuando yo tenia unos 20 años.
Aprendí a coser viéndola a ella y parecía tan sencillo!!! , cuando yo lo hacia era muy desastre. Me acuerdo el día que me dijo que estaba muy bien y muy prolijos unos bolsitos que había hecho para vender, me sentí muy contenta (tan agrandada que no pasaba por las puertas!!!).

          También la vi leer muchísimo, todas las mañanas leía el diario en la cama tomando te de menta peperina y manzanilla. En su mesa de luz había una pila de libros siempre distintos y se acordaba de cada uno. Me encantaba leer después de ella así le preguntaba lo que no entendía (parecía el libro gordo de Petete) y me contaba mas historias relacionadas, o no, con el libro. Eso me fascinaba y despertó mis ganas de saber y soñar... todo junto.

       Fascinante como ir a la casa de la abuela de mi prima. Parecía un castillo estilo Español y jugábamos a ser princesas subiendo a la torre de la casona por las escaleras secretas que comunicaban la cocina con los dormitorios, era una fantasía hecha realidad.

¡¡Como todo se mezcla!!
y un poco de esa niña soy ahora. Me encanta la historia de las cosas y las personas que las atesoran. A la vez me sigo deslumbrando con los lugares y objetos que parecen salidos de cuentos de hadas.
Por eso estudie Museología y por eso me inspiro en mujeres de otras épocas y mujeres que son parte mi historia.

Mi abuela fue cariñosa, atenta, culta, habilidosa, moderna, con muy buen gusto y adelantada para su época.
Se quedo dormida... rodeada de su tejido, sus libros, sus agujas, dedal e hilos, a los 93 años. Dejando hijos, nietos y biznietos...  y muchísimas historias y conocimientos para que compartamos con otros. 

Disculpen pero esta termino siendo una entrada muy personal. Termino siendo mi agradecimiento y mi despedida a esta mujer que fue mi abuela, mi amiga, mi compinche, mi cuidadora. 

Gracias. 
B.  


1 comentario:

  1. Que hermosa historia!! Que dulce forma de partir... así como vivió... que bendición!. Cada vez voy entendiendo mas tu mundo y como todo eso ha dejado huellas en tus fantásticas creaciones! me encanta conocerte!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...